jueves, 15 de noviembre de 2012

Los perros ayudan a los niños con autismo


Los perros ayudan a los niños con autismo
Un grupo de especialistas de la Universidad de Emory ha investigado el cerebro de los perros cuando interactúan con los seres humanos. Han analizado si las mascotas empatizan con las personas, la forma en que representan a su amo y si los ven como seres individuales, según un estudio publicado en la revista PLoS ONE.


Para ello, los investigadores han entrenado dos perros para que entraran sin miedo a un tomógrafo y así podercaptar imágenes de su cerebro. También se les enseñó a llevar protectores en los oídos para que el ruido que produce el aparato no les molestara.

Los científicos, liderados por el experto en neurología Gregory Berns, obtuvieron las primeras imágenes cuando los animales estaban en estado de alerta. Hasta ahora, nadie había logrado hacer esto. Los científicos esperan que esta metodología abra nuevas posibilidades a las investigaciones sobre la cognición de los perros y surelación con los seres humanos, desde una perspectiva canina.

Los perros pueden prestar una valiosa ayuda a niños autistas para que mejoren su comunicación y sus relaciones afectivas, según un estudio presentado durante una conferencia de la Royal Society of Medicine por investigadores de la Universidad de Lincoln, Estados Unidos.
Los científicos basaron las conclusiones comparando a veinte familias con niños que padecen autismo y tienen mascotas con las de niños que sufren ese trastorno pero no disfrutan de la compañía de ningún animal. Grabaciones en vídeo demuestran que los menores con perros mejoraron la comunicación afectiva y los hábitos de alimentación y de sueño.

Narcolepsia

El autismo es un trastorno que afecta a la imaginación, la comunicación, las emociones y se caracteriza por conductas repetitivas e inusuales. Los padres entrevistados manifestaron que la relación con los perros ayudó a los niños al desarrollo del lenguaje, de hábitos y a la concentración.
Durante la conferencia de la Royal Society, expusieron un caso en que la mascota ayudó a que un niño saliera de su casa, algo que nunca antes habían podido lograr sus padres. Los investigadores anunciaron también que se utilizará un perro en el caso de una niña que sufre narcolepsia, un trastorno de sueño severo. No es la primera vez que se recurre a animales para ayudar a niños autistas. Se han probado delfines y caballos con resultados exitosos en el tratamiento de la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada